viernes, 18 de mayo de 2007

¿Quienes son tus jefes?


¿Te has preguntado alguna vez, quienes son tus verdaderos jefes?
Para algunos esta puede ser una pregunta sencilla. Para otros, sin embargo, puede crear serias dudas existenciales. Por ejemplo, en el caso de este blog, yo lo escribo, pero mis verdaderos jefes, aquí, son la gente del Google. Sí, sí, y la gente de AdSense. Pero menos mal que me he dado cuenta, por que si no, sería tarea difícil el cagarme en LA PUTA MADRE QUE LOS PARIÓ, ya que consideran que el lenguaje de este blog no es apropiado para que incluya publicidad de AdSense.

Bueno, me suda un huevo!! Este blog lo hago por que me sale de los mismísimos cojones. Así que me resbala el que alguien haga 1000 clicks en un anuncio que nos vende cualquier mierda.

Como siempre, y desde aquí, os invito a que os caguéis en la PERRA QUE PARIÓ a los que son vuestros auténticos jefes. Para unos será el banco, para otros la mujer, o tal vez la suegra, para otros serán cosas más etéreas, como el orgullo, o el dinero (aunque éste de etéreo poco, en todo caso volátil sería más apropiado).

Bueno lo dicho, que les folle un bicho!

2 comentarios:

Carlos dijo...

Muy buen blog, le felicito. Tal vez le interese EL ARTE DE LA VENTAJA, libro virtual para descargar en

http://www.personal.able.es/cm.perez/Extracto_de_EL_ARTE_DE_LA_VENTAJA.pdf

El trabajo, la responsabilidad y el esfuerzo son necesarios pero insuficientes para alcanzar el éxito y aún para sobrevivir. Sobran ejemplos, quizás usted también se ha dado cuenta. ¿Entonces, qué más es necesario? Saber sobrevivir con astucia en el mundo. Lo que te han contado no es suficiente para triunfar: los conocimientos de este libro se aplican de forma inmediata con resultados excelentes.

Mas libros en
http://www.personal.able.es/cm.perez/

Un saludo

ANGELO dijo...

Genial e interezante tu punto de vista.

Tener un jefe es sinónimo de perder tu poder, un jefe manda sin saber que necesita, un jefe pide lo que jamas va usar; pero eso si un jefe solicita documentos para dárselo a otro lambon que tampoco sabe donde meter dicho resultado.

Jefes buenos los hay, excelentes escasos, pero Jefes malos en cantidad, es más un día alguien dijo:

¡Los jefes malos se le cayeron a Dios de la bolsa de la basura!

Hay te dejo.